CLEAN es lo último en diseño de sillas para la higiene.

Cómoda, segura y fácil de usar.

Cada detalle de la silla ha estado pensado para que cualquier situación sea de lo más fácil para el usuario y para el cuidador. CLEAN no tiene ni soldaduras ni orificios, lo que reduce drásticamente el riesgo de corrosión y hace de CLEAN una silla muy resistente y duradera.

Las transferencias también son mas fáciles, cómodas y sobre todo seguras: los reposabrazos se pueden desmontar o rotar hacia afuera y los reposapiés se deslizan suavemente debajo del asiento.

Fácil de manejar, gira en espacios estrechos y se coloca fácilmente sobre cualquier WC.

Orinal aparte