De construcción robusta, en acero inoxidable y recubrimiento epoxi en color blanco, no requiere mantenimiento y se puede separar en dos piezas para facilitar su almacén o transporte. El asiento queda emplazado firmemente en la bañera, sin requerir obras ni fijaciones y se puede retirar al instante para usar la bañera normalmente.

La seguridad del asiento es muy importante; lleva reposabrazos integrados y una palanca con 4 posiciones que puede bloquear el giro del asiento para mayor seguridad al entrar y salir. El diseño del asiento impide deslizamientos y evacúa el agua.

Dos tornillos acolchados, aseguran el asiento al interior de la bañera.